“Madrugar”

Para muchas personas madrugar puede ser una tortura, nos encanta acostarnos en la madrugada y dormir hasta tarde. Este quizá sea uno de los hábitos más difíciles de dejar, porque si bien es placentero, también puede estar robándonos nuestra energía vital.

Hoy en día está demostrado que aquellos que madrugan son más productivos. Pero como cualquier hábito todo es cuestión de motivación y disciplina, aquí te presentamos algunos incentivos que te motivarán a levantarte antes que el sol:

  • Productividad:

Como ya lo mencionamos, la productividad es uno de los principales beneficios de madrugar, y es porque, naturalmente, el cerebro funciona mejor en la mañana, biológicamente despierta con el sol, mientras que en la noche lo que el cerebro quiere es descansar. Saca provecho de esto haciendo las tareas más difíciles en la mañana y liberándote hacia las horas de la tarde, deja que tu cerebro siga su ritmo biológico y acuéstate a una hora razonable.

  • Desempeño:

Las personas madrugadoras también son más exitosas en el trabajo por la calidad de lo que hacen, en la mañana también fluyen mejor las ideas. Madrugar es una actividad que fomenta la creación de disciplina en otras áreas, combínalo con una rutina bien definida que te ayude a organizar tu mente.

  • Tiempo:

Al despertarte más temprano aprovechas mejor las 24 horas del día, en especial las primeras que valen como por dos, es como si tuvieras un tiempo extra. Cuando te despiertas al medio día, no pierdes medio día, estás perdiendo casi un día entero.

  • Felicidad:

Tal vez pienses que por estar despierto toda la noche te diviertes más, pero en verdad, las personas que trasnochan demasiado suelen estresarse mucho más, mientras que las madrugadoras hacen más cosas, son más productivas y sienten más vitalidad.

  • Bienestar:

Por el simple hecho de dormir a la hora que debes, tu cuerpo descansará mejor, a si sean relativamente menos horas las que duermas. Tu cerebro tiene un reloj interno que está perfectamente alineado con el ritmo de la tierra, imagina lo loco que lo vuelves cuando inviertes el sueño y la actividad. Tener un sueño reparador cada noche te volverá una persona más agradable y proactiva, cualidades que tendrán un impacto positivo en tu trabajo, ya que abandonarás menos tus tareas y trabajarás mejor en grupo.

  • Energía:

Si creas este hábito, no solo tendrás más energía para trabajar y hacer tus tareas temprano, igual funciona con la actividad física. Si quieres empezar a hacer ejercicio, notarás que en las mañanas tienes más energía y motivación, se debe a que si haces otras cosas primero puede que te distraigas y la motivación vaya disminuyendo progresivamente hacia la tarde.

Si después de conocer estos beneficios de madrugar te animas a intentarlo, asume el reto de poner la alarma y acostarte temprano, en un par de meses habrás creado un hábito difícil de interrumpir.

Maria C. Blanco
Equipo: The Mentor Of The Billion
Tomado de Hubspot